Viejo Puerto en una Primavera de Ideas, grabados y tradiciones

Viejo Puerto en una Primavera de Ideas, grabados y tradiciones

Por Eugenio F. Rengifo L.

El tintico de Botero

Disfruto un rico café colombiano en El Tintico de Botero, a un costado del Museo Universitario del Grabado que se ubica en toda la esquina de Lautaro Rosas y Templeman, Cerro Alegre, Valparaíso. El Puerto Principal -que ya no lo es tanto según lo señala el sociólogo Ernesto Ottone en su reciente libro biográfico El Viejo Puertosiempre ofrece sorpresas. Ahora nos sorprende con este museo del más alto nivel, justo cuando se desarrolla el encuentro Puerto de Ideas, mientras que por las calles desfilan huasos a caballo y en carreta destacando el valor de las tradiciones.

En Puerto de Ideas, instancia anual de reflexión y diálogo  junto a verdaderos forjadores del pensamiento y la cultura, se conversa sobre temas que abarcan la literatura, filosofía, historia, biología, psicoanálisis, cine, arte o música. En fin, una agenda viva que nos invita a echar a volar ideas desde un puerto que nos regala esperanza, a pesar del maltrato y descuido patrimonial del que ha sido objeto durante tanto tiempo. En sus remembranzas porteñas publicadas hace un mes por Catalonia, Ottone dice que <<…debemos encontrar nuestro hilo de Ariadna (similar al que ella utilizó para que Teseo pudiera salir del laberinto luego de vencer al Minotauro), un hilo que nos permita derrotar a los muchos monstruos que tienen abrumado a nuestro Valparaíso. Pareciera en ocasiones que estamos cerca del abismo, pero en vez de bajar las manos escuchemos la espléndida esperanza de la joven escritora italiana Alessandra Coppola, cuando dice “…y después, al improviso, sin saber cómo ni porqué, nos levantamos…”>>

Sala Nemesio Antunez

EL Museo Universitario del Grabado -MUG- se inauguró en octubre gracias a una iniciativa de la Universidad de Playa Ancha. Como ellos lo dicen con orgullo, se trata de un espacio único y pionero en Chile y Latinoamérica con una colección de más de nueve mil quinientos grabados de artistas nacionales y extranjeros. Al entrar a esta casona patrimonial de 1880, me recibe Isabel Pérez, historiadora del arte que me invita a recorrer sus distintas salas con precisos comentarios sobre el valor que encierra cada uno de los grabados que allí se exponen. Desde El relámpago de Marco Aurelio Bontá, litografía de 1935, hasta creaciones de Roser Bru –ubicadas temporalmente en una sala especial como instancia que enriquece las actividades de Puerto de Ideas– se aprecia una extensa y valiosa colección que abre nuestra mente a un mundo lleno de inspiradoras imágenes. Allí están, a través de su obra, artistas como Santos Chávez, Julio Escámez, Eduardo Vilches, Nemesio Antúnez, Patricia Israel, Carlos Hermosilla y tantos otros.

Isabel Pérez me explica que con Marco Aurelio Bontá comienza la enseñanza formal del arte del grabado en el país, cuando en 1931 se crea el Taller de Artes Gráficas en la Universidad de Chile, del cual es su primer director. Allí se forman Carlos Hermosilla y Julio Escámez, quienes dan inicio a las historias locales del grabado; el primero en 1939 en Viña del Mar y el segundo en 1953 en Concepción. La Universidad de Playa Ancha ha querido poner en valor la obra de artistas como Hermosilla y Escámez y muchos otros que resuelven donar gran parte de sus obras visuales y documentos a ese Centro de Estudios Superiores. El Museo que visito es un reflejo de este maravilloso aporte a la comunidad porteña y a todo el país.

El aroma del café colombiano es embriagador y en El Tintico de Botero no hago más que disfrutar de este brebaje mientras me alegro una y otra vez de esta visita al MUG. Valparaíso no está dormido. Porque, aunque algunos digan que las sombras de  la noche pueden oscurecerlo, como dice Angel Parra en su canción… Valparaíso en la noche eres más libre que el aire…Valparaíso en tus calles he visto a  Dios de la mano…tengo tanto que contarte…aquí estoy reconociendo tu puerta…

A %d blogueros les gusta esto: