El Salvador

Así vivía una familia de Joya de Cerén hace 1400 años

Joya de Cerén aporta un testimonio excepcional sobre la vida cotidiana de las personas comunes que vivieron hace mil cuatrocientos años en el territorio de El Salvador.

Una familia de Joya de Cerén necesitaba de tres edificaciones para vivir: Casa, cocina y bodega, las cuales estaban separadas en el terreno

La vivienda (izquierda) estaba construida sobre una plataforma de arcilla y zacate,  la cual era quemada para endurar la superficie. Sobre esta plataforma se levantaban, en las esquinas, columnas sólidas de adobe de 1.5 metros de altura; luego, se hacían las paredes de bajareque usando varas  y la mezcla de arcilla y zacate. El techo era de paja y cubría también la pequeña terraza de la entrada de la casa. Dentro de la vivienda había una especie de cama de tierra sobre la cual se ponía el petate.

La bodega (derecha) estaba construida de manera similar a la casa. En una de las bodegas se encontraron vasijas de cerámica, piedras de moler, navajas de obsidiana, semillas de algodón, agujas de hueso y el esqueleto de un ratón.

La cocina era de forma circular con una pequeña terraza en la entrada; dentro, había: Una hornilla hecha con tres piedras, un metate o piedra de moler con su mano; tapesco o estante; además de ollas para cocinar y guardar alimentos.

Cada familia de Joya de Cerén poseía un pequeño huerto en el que cultivaban plantas medicinales y tubérculos como yuca y malanga; y en las cercanías tenían sus milpas. En algunos domicilios tenían también un taller en el cual las mujeres elaboraban cerámica utilitaria y tejidos de algodón.

La aldea agrícola maya fue sepultada por las cenizas de la erupción del volcán Loma Caldera alrededor del año 650 d. C. El primer investigador del sitio, el Dr. Payson Sheets, propone que cuando inició la erupción, los habitantes celebraban una ceremonia de cosecha, ya que en uno de los complejos fueron encontradas 54 vasijas, 32 de las cuales eran ollas para cocinar.

Las ilustraciones de esta publicación fueron creadas por la arqueóloga Claudia Alfaro Moisa y la maqueta por el museógrafo Alberto Iraheta (Q.D.D.G).

Este texto fue elaborado con información del libro Joya de Cerén Patrimonio Cultural de la Humanidad, del Dr. Sheets.

Fuente: Ministerio de cultura. Gobierno de El Salvador

El Salvador

Jóvenes de El Salvador, Chile y Guatemala recibieron talleres orquestales

El concierto de cierre de los talleres fue también el concierto de apertura de la Temporada 2019 del Sistema de Coros e incluyó un estreno.

Con el objetivo de reunir en un campamento de perfeccionamiento orquestal  a músicos de Chile, Guatemala y El Salvador, se inauguraron los Talleres de Jóvenes Músicos Chile-El Salvador en el Centro Loyola, el 5 de junio.

El objetivo es establecer una colaboración entre el Sistema de Coros y Orquestas Juveniles de El Salvador y la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile (FOJI); así mismo, el proyecto contempla el Taller de Dirección Orquestal para maestros y directores. A este esfuerzo se suma el programa que desde hace siete años se realiza con la organización MUSAID, de los Estados Unidos, y que posibilita el que maestros altamente calificados impartan talleres a alumnos del Sistema de Coros.

Los talleres, en los que participaron músicos y maestros del Sistema de Coros y Orquestas Juveniles de El Salvador, cuentan con la subvención del programa Iberorquestas Juveniles, la Secretaría General Iberoamericana, el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música de España (INAEM) y la Agencia Española para la Cooperación Internacional y el Desarrollo (AECID).

Este año se sumó la visita del director invitado, Carlos Botero, maestro colombiano encargado de impartir los talleres de dirección orquestal a maestros del Sistema de Coros.

“Es una fortuna regresar a Latinoamérica y descubrir que somos líderes en cuanto al quehacer con las orquestas juveniles y cómo involucrar a la diversidad de públicos de diversos estratos sociales y diversos bagajes culturales en una sola orquesta”, expresó el músico colombiano y agregó, sobre el proyecto, “es una oportunidad de decir lo que queremos, pensamos y soñamos”.

El concierto de cierre de los talleres, que también fue el concierto de apertura de la Temporada 2019 del Sistema de Coros, se desarrolló el domingo 9 de junio, a las 5 de la tarde, en el Teatro Nacional de San Salvador. 

Según el director invitado, el público disfrutó de una orquesta tocando con ahínco, decisión, alegría, entusiasmo y músicos gozando del quehacer musical. “Identificaron música atractiva, emocionante, también muy sentida, que nos invitó a reflexionar. Entregamos un viaje por el tiempo y mostramos qué significa tocar en orquesta desde los tiempos de Beethoven hasta el día de hoy”, concluyó.

En los talleres y el concierto participaron alrededor de 150 alumnos de la Filarmónica Juvenil Nacional, Orquesta Infantil Metropolitana, Filarmónica Juvenil de San Vicente, Orquesta de Cuerdas de Ilobasco, Coro Juvenil Nacional, así como los seleccionados de la Fundación de Orquestas Juveniles de Chile y de los Conservatorios y programa de Orquestas Juveniles del Ministerio de Cultura de Guatemala, quienes bajo la batuta del maestro Carlos Botero interpretaron obras de Beethoven, Holst, Rimski-Korsakov, Elizondo, Mendelsshon y el estreno nacional de “Alas a Malala”, del compositor mexicano Arturo Márquez.

Fuente: Ministerio de cultura de El Salvador

El Salvador

Presentarán Malabar, una revista que rompe esquemas

Presentarán revista digital Malabares este 24 de mayo.

Próximamente, se expondrá al público la revista Malabar, constituida por secciones completamente culturales, en la que se darán a conocer diversos contenidos vinculados al arte urbano.

Esta plataforma permitirá que artistas, sitios y eventos ligados al arte formen parte de la narrativa cultural de la revista, que busca impulsar la visión joven y apreciativa de las acciones culturales como el arte urbano (grafiti, malabarismo, muralismo, estatuísmo, teatro de la calle, titiriteo, música popular y fotografía, entre otros).

Además, incluirá temas referentes a la memoria oral, costumbres, vivencias, reflexiones sobre las nuevas tecnologías y su influencia en la convivencia humana, entre ellas redes sociales, así como otras manifestaciones latentes que actualmente redefinen a la sociedad.

Los contenidos del primer número han sido meticulosamente seleccionados tras un breve estudio realizado en 2017, por la Dirección General de Investigaciones, Acervos Documentales y Ediciones (DIGIADE), sobre las temáticas predominantes en las tradicionales revistas culturales (tanto institucionales como independientes), demostrando que no ha habido prioridad en proponer “expresiones artísticas urbanas”. Es por ello que se propuso a la ministra de Cultura, Silvia Elena Regalado, la creación de una revista cultural que englobara esas temáticas.

La primera edición estará enfocada en presentar las diferencias básicas del grafiti, muralismo, tag y otras representaciones artísticas similares. Además, contiene dos trabajos literarios, un artículo sobre el rock pesado, una semblanza de un pintor experimental y una reseña de una galería no tradicional.

Respecto al comité editorial que conforma el medio digital, está integrado por notables artistas jóvenes de diferentes campos, siendo dirigida por el escritor y miembro del equipo de la Dirección de Investigaciones, Alexander Hernández.

Malabar será publicada cada seis meses, y podrá verse en el sitio y aplicación digital Issuu y en los medios electrónicos del Ministerio de Cultura a partir del 24 de mayo. La revista cambiará los esquemas en crear nuevas perspectivas del arte y apreciación de nuevos talentos culturales urbanizados.

Fuente: Cultura El Salvador / DIRECCIÓN GENERAL DE INVESTIGACIONES, ACERVOS DOCUMENTALES Y EDICIONESINVESTIGACIONES EN CULTURA Y ARTENOTICIAS

El Salvador

La Piedra de Las Victorias, vestigio de la presencia olmeca en El Salvador

La cultura olmeca surgió hace alrededor de cuatro mil años y es considerada la primera gran civilización mesoamericana. Sus vestigios han sido descubiertos en México y en sitios arqueológicos de la costa pacífica de Mesoamérica como Chalchuapa, en Santa Ana, El Salvador, donde se encontró la Piedra de Las Victorias.

Llamada así por la finca donde fue hallada, es un bajorrelieve —tallado en una piedra en forma de cono con cuatro lados— característico de las manifestaciones artísticas de los olmecas y similar a otros petrograbados descubiertos en la región mesoamericana de esta cultura.

“Stanley Boggs conoció el lugar por información dada por lugareños, tomó las fotos, investigó alrededor de la piedra, pero no encontró  ninguna  estructura ni cerámica”, dice el arqueólogo Shione Shibata, del Departamento de Arqueología de Secultura, sobre el registro hecho en los años en la década de 1940 por el estadounidense, quien en ese tiempo excavaba el sitio arqueológico Tazumal.

La piedra tiene cuatro figuras: “Aparentemente son de hombres y ostentan artículos de estilo olmecas, incluyendo cascos, espejos cóncavos  sobre el pecho y capa. Tienen la típica forma olmeca de boca, con los extremos muy caídos. Tres figuras portan lo que parecen ser mazos y, el cuarto, sostiene un objeto rectangular, similar a un paquete”, dice el arqueólogo Paul Amaroli en su libro “Arqueología de El Salvador”.

Dibujo interpretativo de la Piedra de Las Victorias, tomado del libro El Salvador Antiguas Civilizaciones.

La Piedra de Las Victorias —fechada entre 900 a 600 a. C.—  se encuentra exhibida a un costado del museo del Parque Arqueológico Tazumal y, aunque no sería la única pieza de la cultura olmeca que ha sido encontrada en nuestro país, es la más conocida por estar en custodia del Estado.

Según Shibata, la cultura olmeca tuvo presencia en Atiquizaya, donde se encontraron montículos que fueron destruidos por personas que utilizaron el material para hacer adobes; en ese lugar también se encontró una escultura de jade de unos 50 centímetros de altura que representaba a un sacerdote, la cual estaría en manos de una coleccionista estadounidense.

Olmecas significa “pueblo del hule”. Esta cultura tuvo su apogeo entre 1200 y el 500 a. C., época en la que construyeron sus más importantes centros político-religiosos en la costa del golfo de México, donde se han encontrado muchas de las llamadas cabezas colosales.

Fotos del álbum cortesía del arqueólogo Paul Amaroli, de la Fundación de Arqueología de El Salvador (FUNDAR).
PIEDRA LAS VICTORIAS

Secretaría de Cultura de la Presidencia El Salvador

El Salvador

Los Encuentros Culturales llegaron a Chalchuapa

El domingo 14 de mayo, tuvo lugar el lanzamiento de los Encuentros Culturales “Mi país en paz y convivencia avanza”, en el municipio de Chalchuapa. Las actividades se desarrollaron en el parque central José Matías Delgado.

Junto con los Encuentros Culturales se realizó la presentación del Plan Chalchuapa Seguro y el lanzamiento de proyectos, como el programa Actívate por la Convivencia, impulsado por la Secretaría de Cultura, INJUVE e INDES.

“En un país educado y con mucha cultura es muy difícil que entre la violencia”, afirmó el viceministro de Prevención, luego de anunciar la implementación de más proyectos culturales en el municipio.

Cientos de personas asistieron y disfrutaron de las expresiones culturales propias de Chalchuapa. Las actividades culturales estuvieron a cargo de la banda de paz y la batucada de la Casa de Cultura. Asimismo, hicieron su presentación la Banda de Paz Jorge Eliseo Azucena, la Banda Municipal y la Orquesta Filarmónica, como una muestra del talento musical con el que cuenta la ciudad.

Por otro lado, participaron los grupos de danza del Centro Escolar Ranulfo Castro, de tipo folclórica, y del Centro Escolar Guadalupe Retana. Por parte de INJUVE, se presentó un grupo de breakdance.

Las iniciativas de emprendedores, artistas y artesanos fueron expuestas en los estands ubicados alrededor del parque central.

“El espacio para la música, para el arte y para la cultura es primordial en nuestra sociedad. La oportunidad de mostrar nuestro arte y darle el reconocimiento que se merece contribuirá a que vayamos avanzando”, expresó Celia Hernández, integrante de la Orquesta Filarmónica de Chalchuapa, luego de su presentación para las autoridades en la esquina cultural designada para ellos.

Los Encuentros Culturales son un esfuerzo articulado entre la Secretaría de Cultura, las Casas de Cultura, el Ministerio de Educación, INDES, INJUVE, PREPAZ y el Ministerio de Gobernación, los cuales, además de mostrar la riqueza cultural de cada municipio, son un espacio para que las instituciones gubernamentales tengan un acercamiento con las comunidades.

El Salvador

CENAR invita a la inauguración de exposición fotográfica

En el marco de las celebraciones del Mes de Artista Plástico Visual, el Centro Nacional de Artes (CENAR) invita a asistir a la inauguración de la exposición de fotografía “Diplomado 2016”, en la Pinacoteca del lugar, este 17 de marzo.

La muestra consta de 42 imágenes, con la misma cantidad de autores, quienes son alumnos de CENAR que se graduarán ese mismo día del Diplomado de Fotografía. Las temáticas que abordan son diversas, explorando la figura humana, animales y paisajes, entre otras.

Las fotografías van desde tamaño carta hasta cuatro veces el mismo tamaño. La exposición estará abierta al público del 17 de marzo hasta el 17 de abril, en horario de lunes a viernes de 8 de la mañana a 4 de la tarde, y los sábados de 8 de la mañana a 12 del mediodía. Entrada gratis.

CENAR