Revista de Los Jaivas

Elisa Loncón presidirá la escritura de la nueva Constitución de Chile

GENTILEZA DE :

FUENTE: https://amp.france24.com/es/américa-latina/20210704-mujer-mapuche-loncon-presidenta-constitucion-chile

Texto por: Lluís Muñoz Pandiella

La primera sesión de la Asamblea Constitucional evidenció el carácter progresista de sus miembros, quiénes se unieron a los manifestantes para protestar contra la respuesta policial que se estaba produciendo en el exterior de la antigua sede del Congreso de Chile. La sesión se vio interrumpida una hora, pero finalmente fue escogida Elisa Loncón, en segunda ronda, como presidenta de la Convención que debe escribir la nueva Carta Magna de Chile. 

Continúan los tiempos de cambio en Chile. Los pueblos originarios pasaron este domingo de no estar presentes en la Constitución a tener a una mujer mapuche como presidenta del órgano que creará la nueva ley fundamental. 

Este domingo, en la inauguración de la Convención Constitucional, Elisa Loncón, doctora en Lingüística y profesora de la Universidad de Santiago, fue escogida presidenta tras dos votaciones, siendo en la segunda ronda cuando pudo superar la mayoría simple, con 96 votos. 

En un emocionante discurso, Loncón habló del sueño de refundar Chile y establecer un nuevo Estado plurinacional, donde las mujeres también deben ocupar un papel central: “Siempre fuimos las últimas de la historia, hoy renacemos juntos. Gracias a las mujeres de todos los pueblos”, escribió en Twitter. 

Entre sus funciones como presidenta, Loncón se encargará de definir el orden del debate, poner en tabla las discusiones y distribuir el trabajo. También tendrá que conseguir articular un diálogo en una convención que destaca por su diversidad política. 

Una primera sesión que empezó con retraso e incidentes

Chile vivió un día histórico, en el que constituyentes, pueblos originarios y manifestantes reivindicaron en las calles con marchas pacíficas el inicio del camino para escribir una nueva Carta Magna. 

Sin embargo, en los exteriores del edificio del antiguo Congreso de Chile, donde se posesionaban los constituyentes, hubo enfrentamientos entre manifestantes y Policía. 

Las marchas, y su posterior respuesta policial, obligaron a suspender la sesión inaugural de la Convención Constituyente.  © Martin Bernetti / AFP

Este suceso tuvo como respuesta el grito de gran parte de constituyentes de “¡No más represión!”, mientras otros abandonaban la sesión. Una interrupción que se extendió por una hora.

Algunos de los electos, como Vale Miranda, que a sus 20 años es la delegada más joven, protestaron por la respuesta policial, la cual intentaron frenar cuando se interrumpió la sesión.

“Junto a más constituyentes decidimos no dejar pasar los carros de Carabineros para reprimir a nuestros pueblos en Plaza de Armas. ¡Ahora nos están golpeando y me acaban de romper el labio! ¡Que el mundo entero se entere que en Chile no hay democracia!

Una Constitución pionera en el mundo

Pese a la interrupción, nada pudo evitar la investidura como presidenta de la Convención Constituyente de Elisa Loncón. Esta será la primera Constitución en el mundo redactada por un órgano paritario y la primera en la historia de Chile que incluirá a los indígenas, grupo que supone el 12,8 % de la población. 

La nueva Carta Magna substituirá la que estaba vigente desde el año 1980, heredera de la dictadura de Augusto Pinochet (1973 – 1990).

Precisamente, contra ese orden se produjo el estallido social de octubre de 2019, donde se sucedieron protestas que pedían un modelo socioeconómico más justo y que dejaron más de 30 muertos y miles de heridos y detenidos.

La nueva Constitución fue la forma con la que el Gobierno de Sebastián Piñera trató de aplacar las protestas. En referendo, esta forma de Constitución fue aprobada en octubre de 2020 por más de un 80 % de chilenos, que después, en mayo de este año, votaron por los delegados que deben escribirla. 

Los miembros de la asamblea constitucional se reúnen en la primera sesión para redactar una nueva Constitución.  © Ivan Alvarado / Reuters

La Convención Constituyente está formada por 77 mujeres y 78 hombres; de estos 155 delegados, 48 son independientes, 37 de la coalición de derechas cercana al Gobierno de Piñera, 17 pertenecen a los pueblos originarios y el resto a la izquierda y centroizquierda. 

Después de la elección de Elisa Loncón, los constituyentes tendrán 9 meses, prorrogables hasta un año, para escribir la nueva Constitución histórica para Chile. 

Entre los temas que se van a abordar están el agua, el derecho a la propiedad, la independencia del banco central, así como los derechos laborales.

Temas que se cruzan con la plurinacionalidad que reivindican indígenas aymaras y mapuches, que antes de la ceremonia realizaron cantos y bales espirituales en las calles aldeañas a la antigua sede del Congreso de Chile. 

France 24 con EFE y Reuters

A %d blogueros les gusta esto: