REPENSAR EL STREAMING: EL PLAN DE 10 PUNTOS DE IMPALA

La Independent Music Companies Association (IMPALA), presenta el Plan de 10 Puntos de para aprovechar al máximo las oportunidades del streaming desde la perspectiva del los independiente.

IMICHILE apoya esta iniciativa que propone nuevas maneras de repensar el streaming, con el objetivo de adaptar a nuestra realidad regional y local. 

La asociación de compañías independientes de música de Europa, IMPALA, bajo el lema “It’s Time to Challenge the Flow” presenta este plan de diez puntos para reformar el streaming con el objetivo de hacerlo más justo y ofrecer un futuro dinámico, provechoso y responsable a artistas,  sellos y fans.

LOS DIEZ
1. Acabar con los safe harbours de forma efectiva y sin fisuras.
2. Pagar a los artistas una remuneración justa a través de royalties acorde a los tiempos que corren.
3. Reformular la asignación de los ingresos por streaming. Los diferentes servicios pueden querer explorar alguna o todas las propuestas que se presentan:

a) Diferenciar las tarifas:
I. Modelo Prorrata Temporis – Para hacer frente al desequilibrio de valor de los contenidos musicales de larga duración, por ejemplo, con una tarifa que vaya de los primeros 30 segundos a 5 minutos de una canción, y pagos adicionales en intervalos desde el minuto 5 hasta los 15m, 30s.
II. Modelo de Compromiso Activo – Animar a los artistas a estimular la interacción con sus fans, atribuyendo un valor superior a las canciones que el oyente haya buscado activamente o a través de buscar el nombre del artista, la canción o el álbum, o cuando haya guardado, le haya dado al «me gusta» o haya preguardado un álbum o una canción, por ejemplo.
III. Trampolín de Artistas – Permitir a los artistas acelerar los ingresos hasta un nivel sostenible, apoyar una mayor diversidad de talentos emergentes y nichos realistas. Los artistas que estén entre los más escuchados generarían un poco menos por cada escucha y los menos escuchados un poco más para ayudar a los artistas emergentes y de nicho.
IV. Modelo de Recompensas a Fans – Facilitar zonas dentro de las plataformas para que los titulares de derechos desarrollen ingresos incrementales a través de interacción directa con los fans, por ejemplo, ofreciendo acceso a canciones adicionales, mejor audio y más características.

b) Que no exista un umbral para que una canción empiece a generar ingresos por streaming.


4. Que no exista reducción en los royalties pagados a cambio de una mayor visibilidad, posicionamiento o aumento de reproducciones, o el trato de favor en los algoritmos u otros aspectos que recreen la payola.
5. Acordar mecanismos obligatorios de mejora de los ingresos en mercados en los que las plataformas no consiguen convertir a los usuarios en suscripción de pago.
6. Una mayor vigilancia por parte de las plataformas de streaming de las actividades ilegales que restan valor a los creadores, como la manipulación del streaming, el bloqueo de la publicidad y el software de stream-ripping o software de descarga ilegal del streaming.
7. Habilitar la búsqueda por sellos, intérpretes, productores, compositores, músicos, autores y editores.
8. Promocionar el repertorio y las lenguas locales mediante una mejor elaboración de perfiles en las playlists y otras características, así como con títulos de canciones en más de una lengua, y legislación nacional para asegurar la inversión en nuevas grabaciones locales.
9. Trabajar en colaboración con un espectro de sellos en todos los mercados (por ejemplo, a través de Merlin para los independientes) para garantizar que los desarrollos del algoritmo editorial no afecten negativamente a la diversidad, el repertorio local y las oportunidades de descubrimiento de artistas.
10.  Trabajar con el sector de la música grabada para ayudar a evaluar y reducir la huella de carbono de la música digital.

Mark Kitcatt, copropietario y director general de Everlasting Popstock, y presidente del grupo de trabajo de streaming de IMPALA, comenta: «Queremos hacer crecer el mercado para ofrecer más ingresos y oportunidades a los creadores y más diversión y más valor al público. Los modelos y herramientas que proponemos devuelven el protagonismo a la música y a los músicos, y estrechan su relación con los auditores. Dale espacios a los artistas para que lo llenen con su imaginación, paga para llegar al fan activo, rebaja el protagonismo de las playlists a favor del artista. Utiliza el poder de estos servicios para dar oportunidades a los artistas emergentes. No trates una obra musical de 15 minutos como la de tres, busca la manera de dar un trato justo a formas distintas y lenguas y estilos diversos. Creemos que pasa por ahí, en vez de por el actual modelo monolítico, el poder entender y explotar todas las posibilidades del streaming».

LEE EL DOCUMENTO COMPLETO

Helen Smith, Presidenta de IMPALA, añade: «Tenemos que cambiar el statu quo del streaming. Nuestra conclusión lo dice todo. La comunidad musical independiente está al lado de los artistas, dispuesta a ayudar a construir mejores modelos para que los creadores, los consumidores, los servicios y el medio ambiente aprovechen al máximo la promesa del streaming. Nuestras propuestas también serán útiles para los países de la UE que apliquen la directiva del copyright. Esperamos que Alemania y otros países que pretender crear excepciones a la directiva con los usos de los vídeos de corta duración nos escuchen».

Germán Torres, presidente de IMICHILE, destaca que «En tiempos de pandemia en que la música grabada se convierte en el ingreso más relevante -si no el único- para miles de músic@s y productor@s, repensar los sistemas de distribución de música se hace altamente necesario. Desde IMICHILE respaldamos con fuerza las medidas señaladas por IMPALA, como un aporte para una industria más justa, transparente, y con mayores oportunidades para artistas, sin importar su procedencia o condición. Se trata, en resumen, de un importante esfuerzo para volver a darle a la música el rol protagónico que merece».