Tips para disfrutar de un verano seguro con los hijos

@pediatra_marianaelberg pediatra e influencer, aconseja de cómo cuidar a los niños este verano, sobre todo evitar accidentes y enfermedades.



El verano es la época del año donde las familias disfrutan al aire libre, ya sea con actividades outdoors como también paseos a la playa o al campo. Es importante tener claro qué hacer para cuidar a nuestros hijos en los lugares donde van a estar más expuestos a peligros y así tener vacaciones y paseos seguros.

Para comenzar, es importante tener a mano los contactos de los especialistas que tratan a nuestros niños, en el caso de una consulta y los teléfonos de emergencia en la agenda del teléfono, como Carabineros, bomberos, ambulancia, etc. Ya que muchas veces un posible accidente nos puede bloquear y no actuamos como deberíamos. Además llevar siempre un botiquín, anticipándose a posibles caídas, picaduras o cortes. Se recomienda tener: Antialergicos, sales hidratantes, antiflamatorios, repelentes para insectos, cremas y bloqueadores solares y todo lo necesario para curaciones.

Al llegar al lugar de veraneo o paseo, hay que inmediatamente ubicar dónde se encuentra el centro de urgencias más cercano, tener el teléfono y dirección a mano. Esto en el caso que los hijos sufran alguna caída o golpe fuerte, quemaduras o fiebre alta que no se pueda controlar.

Uno de los mayores cuidados que se debe tener es con el agua, para evitar asfixias por inmersión o accidentes mientras juegan en la piscina o playa. Es importante que los cuidadores o padres tengan conocimientos de reanimación básica y siempre los hijos lleven puesto el chaleco salvavidas, aunque sepan nadar.

Los cuidadores y padres, no pueden dejarlos solos, siempre su vista debe estar dirigida hacía ellos. Además en el caso de que un niño se pierda, es importante que lleve en su muñeca la información de sus padres y número de teléfonos.

¡El verano es la época que más esperamos! Pero debemos ser cuidadosos y tomar en consideración estas recomendaciones para disfrutar y relajarse, previniendo algún mal rato.

Más información IG: @pediatra_marianaelberg

Para comenzar, es importante tener a mano los contactos de los especialistas que tratan a nuestros niños, en el caso de una consulta y los teléfonos de emergencia en la agenda del teléfono, como Carabineros, bomberos, ambulancia, etc. Ya que muchas veces un posible accidente nos puede bloquear y no actuamos como deberíamos. Además llevar siempre un botiquín, anticipándose a posibles caídas, picaduras o cortes. Se recomienda tener: Antialergicos, sales hidratantes, antiflamatorios, repelentes para insectos, cremas y bloqueadores solares y todo lo necesario para curaciones.

Al llegar al lugar de veraneo o paseo, hay que inmediatamente ubicar dónde se encuentra el centro de urgencias más cercano, tener el teléfono y dirección a mano. Esto en el caso que los hijos sufran alguna caída o golpe fuerte, quemaduras o fiebre alta que no se pueda controlar.

Uno de los mayores cuidados que se debe tener es con el agua, para evitar asfixias por inmersión o accidentes mientras juegan en la piscina o playa. Es importante que los cuidadores o padres tengan conocimientos de reanimación básica y siempre los hijos lleven puesto el chaleco salvavidas, aunque sepan nadar.

Los cuidadores y padres, no pueden dejarlos solos, siempre su vista debe estar dirigida hacía ellos. Además en el caso de que un niño se pierda, es importante que lleve en su muñeca la información de sus padres y número de teléfonos.

¡El verano es la época que más esperamos! Pero debemos ser cuidadosos y tomar en consideración estas recomendaciones para disfrutar y relajarse, previniendo algún mal rato.

Más información IG: @pediatra_marianaelberg

A %d blogueros les gusta esto: