Reseñas de la escena chilena, Santiago de Chile

The Ganjas: humo en la orbita

Un par de veces había escuchado el nombre Ganjas, pero no sabía de dónde provenía. Una noche en el Teatro Caupolicán, la banda chilena se presentó. Una nube de humo musical provenía de The Ganjas.      

Fuente: Resistance

Está es una banda chilena de rock neopsicodélico, creada en el año 2000 por un grupo de amigos, por Samuel Sam Maquieira en voz y guitarra,  Rafael Pape  Astaburuaga en bajo y voz, y Aldo Benincasa en batería. Sobre esta alineación estable han participado varios músicos, entre los que destacan Luis Felipe Luife Saavedra, Miguel Comegato Montenegro (compañero de Maquieira en Yajaira), Álvaro Gómez, Rodrigo Astaburuaga y Pablo Giadach. Este último actualmente miembro estable de la banda, en guitarra junto a Ness, baterista actual.

La primera impresión de The Ganjas cuando escucha a estos chicos se produce un ¿qué es esto? Ellos realizan una mezcla tan extraña que sale de la típica línea musical. Es difícil comparar con otras bandas, ellos crearon una identidad en la escena chilena y me refiero a utilizar diferentes acordes, disonancias y sonidos.

Fuente  Fernanda Schell

Todo comenzó en el año 2000, con un grupo de amigos y familiares que eran amantes de la música, donde comenzaron a crear ideas para formar una banda a futuro. Pape, no sabía tocar el bajo pero en esos momentos comenzó aprender, igualmente que Aldo con la batería para empezar a ensayar durante un año.

Al siguiente año, en noviembre del año 2001, debutaron en La Excalera, pudo ser la de una reencarnación flotante de Yajaira: estaba formado por los guitarristas Samuel Maquieira y Miguel Ángel Montenegro, ambos veteranos del undeground, además de Astaburuaga y el baterista Aldo Benincasa, también prolífico fotógrafo en el rock. Pero ellos crearon el inicio de su camino. El grupo tiene tientes de reggae, rock and roll, mezclado con los ambulantes y lugares oscuros.

Luego de la partida de Comegato, el arribo del tecladista Luis Felipe Saavedra en 2002 aportó en el rasgo espacial de la música del grupo, presenciada en los discos The Ganjas (2003) y Laydown (2005), cantados en inglés por Sam y español por Pape. En algunas ocasiones ellos se refieren a que la utilización de un idioma universal es fundamental para darse a conocer en el mundo, además de marcar tendencia o compararse con bandas chilenas que también lo utilizan. Otras canciones como Dance hall o La lluvia no quiere caer, temas clásicos, están presentes en su primer EP acústico titulado Fuma y mira (2004).

Continuaron con su primer álbum homónimo, sin impedir poner hojas de marihuana en la portada, ni escribirle una canción a ella (Rock de la Ganja) junto a que es Pelusón, son los mejores temas que posee el disco. Sus temas vayan de los cuatro a los quince minutos. Aquí existe una mezcla del rock con la neosicodelia, el dub y el reggae, creando su propio sello y camino para el futuro. Este es el primer capítulo dentro de una tremenda discografía. El primer paso serio en la historia de una agrupación extraordinaria. Siete temas con una hora de canciones para hipnotizar y guitarras que se manejan por si solas.

Arte de Sebastián Maquieira.

El disco que más destaco es Daybreak, el primero que obtuve, además es primordial para introducirse en está música.  Cabe recordar que fue la primera producción donde Pablo Giadach se sumó a la banda, generando así un sonido extraño o más potente a otros, pero atmosférico.

Cáratula Daybreak por Rodrigo Astaburruaga

Este disco aparece el riff poderoso de Sonic Redemption, canción clásica e icono de la banda junto a Frío ni calor, tema en español cantada por Pape que muestra cierta fortaleza y sello ganja. Es de esas canciones que no pasarán desapercibidas. Además de añadir a Raise, Somethin’ Down, Exile, New Groove, junto al sonido y envolvente por otro lado de Riot Dub, Daybreak o Out From Heaven, que proporciona el lado dub del conjunto y que tan popular volvió a los Ganjas. Daybreak es un disco que quebró cierto sonido de la banda, experimentación y cambios que generaron cierta vuelta que afirma a la banda como un índico.

En el álbum Loose, es la primera producción con Pablo Giadach dentro de una grabación. Hay un dato relevante, la guitarra influenciada por el post-punk inglés de este guitarrista resultó fundamental para forjar el sonido espacial, en esta cuarta producción. Este disco es para ir a otro planeta.

The Ganjas, ha desarrollado una discografía que ha ido creciendo con los años, mostrando diferentes sonidos. Los quince años que han pasado desde la grabación de ese disco homónimo se notan y también nuevas formas como en Resistance, producido por Jack Endino. Contiene un sonido más robusto,  voces nítidas, llamativas, mostrando toda la fuerza y energía viva.

La banda posee su sexto disco, After dark que incorpora y resume cada lección obtenida en su larga trayectoria y pasado de sus  últimos cinco años, constante mejoría en su dinámica grupal y capacidad de síntesis sonoras.

Uno de los álbumes que destaco es el Ghost River, si bien es un compilado, rescata varios momentos importantes de la banda junto a los temas que son esénciales para comprender su órbita. Con quince temas que llevan el poder de las ondas sonoras a otro nivel, destacando en la escena chilena – underground.

El grupo ha trasladado la misma entrega hipnótica al escenario en una nutrida cartelera de conciertos. En vivo, The Ganjas no solo es compatible con músicos de la órbita del sello roquero, sino que en varios festivales como Lollapalooza, SUE, Orbita, entre otros más. Ellos encajan en la sintonía musical actual y del pasado.

Otro punto, a veces la puesta en escena se vuelve predecible, en mis pocas veces que los he visto en vivo, producen una atmósfera. A pesar de que no tienen una puesta en escena consistente o preparada, con solo escuchar crean cierta energía para volar.

Sucede algo curioso con las melodías de este cuarteto: son completamente inconfundibles dentro del universo musical. Esa es una de las razones por las cuales The Ganjas es una banda de culto.

Simplemente, es una historia larga llena de anécdotas, amigos y buena música. El único lenguaje ganja son sus letras. Escucha y entenderás.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By admin
Load More In Reseñas de la escena chilena

Check Also

Kiltro

En Chile se conoce como quiltro, (palabra de origen mapudungun que significa «perro«)  ...

Categorías