Bío Bío

Temporada de “Cuerpo Fronterizo” abordó el fenómeno de la migración desde la danza

  • La compañía del Centro Cultural Escénica en Movimiento (CCEM) se posiciona como agente creativo en danza contemporánea gracias a su plan de gestión financiado por el Programa Otras Instituciones Colaboradoras del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Huir del país de origen para recaer en una nueva tierra, donde la esperanza se alza como único aliado, es el eje temático del montaje “Cuerpo Fronterizo” de la compañía Escénica en Movimiento.  Bajo la dirección de Chevi Muraday, el cuerpo de cinco intérpretes despliega su dominio escénico para dar un giro artístico a los procesos migratorios del último tiempo. La obra explora de dónde provienen las emociones humanas, haciendo un recorrido por diversos territorios, espacios y biografías. Estrenada en 2015, el montaje, que ha sumado nuevo elementos y miradas, recoge un tópico de suma contingencia y, mediante vertiginosos movimientos sobre el escenario, da cuenta de un fenómeno que viven miles de personas alrededor del mundo.

Darwin Elso, uno de los intérpretes de la compañía, comenta que el proyecto surgió desde una mirada muy íntima sobre la migración, pero que “pronto, entendimos que esa problemática social que, en ese año del 2015, sucedía en Europa, también se daba acá expresada en la movilización de personas obligadas como el exilio. El gatillante de toda esta obra tiene que ver con la migración obligatoria, la voluntaria y, también, la poética. No es literal, sino que de una manera sensible deseamos compartir los sentimientos involucrados en estas experiencias”.

Dirigidos por el artista español Chevi Muraday, los intérpretes Bárbara Bañados, David Dinamarca, Darwin Elso, Juanita Paz Rodríguez y Cristóbal Santa María muestran cómo el ser humano se acopla a diferentes lugares para encontrar su verdadera identidad. Camila Contreras, productora de la obra, explica que Muraday estaba ya en conocimiento de la historia política de nuestro país por lo que “lo testimonial está muy presente. La gente se enfrenta  con una obra que no sólo es muy interesante estéticamente, sino que, también, cruza la visualidad, con lo testimonial y lo dramatúrgico para abordar un tema muy contingente”.

La propuesta fue una de las 20 obras seleccionadas a través de la convocatoria regional para presentarse en la Sala de Cámara del Teatro Biobío durante el 2018, la cual tuvo una gran recepción por parte del público penquista.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By admin
Load More In Bío Bío

Check Also

Con entretenida programación se anuncia la 5° versión del Festival Danza Biobío en Concepción, Tomé y Arauco

El próximo 19 de octubre comienzan las actividades ...

Categorías