PASCUA DE NEGROS EN LA TIRANA

 

ARIQUEÑOS CELEBRARON  LA PASCUA DE NEGROS EN EL SANTUARIO DE LA TIRANA

Miles de personas se congregan antes de medianoche en la explanada del Santuario de La Tirana el pasado viernes 5 de enero,  listos para brindar tributo al niño Jesús , tal como lo hicieran los reyes magos hace más de dos mil años, conmemoración denominada Pascua de Reyes o de Negros, oportunidad en que el obispo de Iquique, monseñor Guillermo Vera, sostuvo la imagen de tamaño natural, acompañado de sacerdotes , entre ellos el padre Claudio Barriga.

Cerca de la media noche, peregrinos y  bailes de pastores , provenientes de todo el Norte Grande, en especial de Calama, Antofagasta, Tocopilla, y Arica, además de la ciudad anfitriona, hicieron sonar sus instrumentos de caña, ahora tubos plásticos y de colores, dando pie a la fiesta de mucha alegría y jolgorio , destacando entre ellos decenas de ariqueños, que esperaron estos días para estar ante la imagen del niño Dios.

ARIQUEÑOS JUNTOS AL NIÑO DIOS

“Contenta y feliz de haber venido a la fiesta del niño Dios”, expresó Rosa Silva; “es una emoción muy grande, porque acá traigo peticiones y las quiero llevar a Arica”, agregó Javier Henríquez; “le he pedido salud, paz y muchas bendiciones”, concluyó Jeannette Farfán.

En el intertanto los músicos tocaron un reportorio conocido y la gente cantó a viva voz –entre ellos “Arrorró mi niño”- en medio de la felicidad reinante, y en especial en los habitantes de La Tirana, quienes consideran la festividad como la fiesta del pueblo.

OBISPO DESTACA PRESENCIA DE ARIQUEÑOS

Para la autoridad eclesiástica, al igual que para el sacerdote asesor de los pastorcitos ariqueños, es altamente destacable que  ariqueños, en su mayoría originarios de la pampa, se hayan hecho presente.

“Ha sido una hermosa fiesta que me pone muy contento, y además me alegro de la cantidad de ariqueños que han llegado, que han cantado en la celebración y que rinden su homenaje (…) y que bueno que se una a esta fiesta, que será el preámbulo a lo que será la visita del Papa”, expresó monseñor Vera.

“Contento de que hayan llegado tres bailes de pastorcitos de Arica, y disfrutar con ellos de esta maravilla sorprendente de Dios que se hace así en la imagen y que puedan estar cerca de él, que es niño. Es realmente emocionante”, resaltó el padre Claudio.

A las expresiones de ambos religiosos se sumaron las de  la autoridad comunal de Pozo Almonte, Richard Godoy, y  el administrador municipal de Alto Hospicio, Cesar Faúndez, quienes consideraron la hermosa  celebración como una tradición que debe perdurar en el tiempo.

Tras la víspera, la festividad continuó, y los bailes se turnaron para presentar su homenaje al niño Dios, que fue guardado en el pesebre al interior del templo.

800 IMAGENES

En tanto,  desde las 10:00 de la mañana del sábado 6 , en la iglesia del Santuario,  se llevó a efecto la Santa Misa,  oficio religioso que fue el preámbulo para la tradicional procesión por las calles del poblado, en que más de 800 imágenes del Niño Dios, en manos de sus dueños, acompañaron a la principal, al ritmo y canto de los pastorcitos, sin importar las altas temperaturas, solo el ánimo y espíritu de una tradición que han atesorado las familias pampinas, independiente en donde estén arraigadas, pero que esta vez vuelven –al igual que en años anteriores- y se reencontraron con quien les guiará durante el presente año hasta la próxima celebración.