Reseñas de la escena chilena

Los Montgomery: Las ganas de bailar

Saliendo del estudio, luego de grabar, conversé con los chicos de Los Montgomery, banda chilena amante del sonido de los rock and roll proveniente de los años 60’.

 

La agrupación formada en el 2015, vuelve a las pistas con nuevos integrantes y nueva producción titulada Sótano Beat. Este disco será lanzado el sábado 22 de diciembre a las 23.00 horas en Bar Loreto (Loreto 435, Recoleta).

LOS MONTGOMERY

-¿Cómo han sobrellevado los cambios de integrantes en la banda?

Aparte de confiar en los muchachos, es tener la certeza de que vienen con todas las ganas de aportar y darlo todo. Además, no llegar con la sensación de venir a reemplazar a alguien, sino que entran para contribuir con su sello y conseguir su propio lugar en la banda.

 

Ellos se acoplaron súper bien y ahora están haciendo su trabajo, poniendo su sello junto con su forma de tocar. Hay pura alegría con los cabros.

 

-¿Cuál es el potencial que le ha entregado Nico y Lur?

Ellos entregaron su marca, sello y forma de tocar. Siempre hemos dejado que los chiquillos integren sus ideas en las canciones, y así las canciones son de todos. De repente cuesta un poco, porque alguno se puede poner cabrón con sus arreglos, pero hay que tener altura de miras. En los temas antiguos del EP, los chicos le pusieron un sello único. Lograron hacerlo bien. Realizaron un tema prácticamente nuevo.

 

Las influencias de todos se adecuan bien a lo que requiere Los Montgomery.

 

-¿Hubo una maduración en esta transición?

 

Han pasado más de dos años y cada uno les ha sucedido diferentes cosas, incluyendo paternidad, y  esto te hacen ver la vida distinta. Por ende, la música también se realiza desde otra perspectiva, quiebres amorosos, fracasos varios y sucesos muy buenas.

 

 

-¿Cómo fue retomar el trabajo en estudio?

Siempre es rico trabajar en el estudio. Una de las cosas bonitas es entrar a grabar y dejar plasmado tu proyecto. Esta vez fue espectacular. Las condiciones a veces no son las mismas, pero es grato estar grabando. Es una experiencia distinta a tocar en vivo. A todos nos gusta más que tocar en los conciertos.

 

En este disco hay harto cariño. Fue una grabación en tiempo record, grabamos en tres días, 16 horas de labor para salir con un disco de once canciones. Los chiquillos llegaron súper bien.

 

Han pasado más de dos años y cada uno nos ha sucedido de todo, incluyendo paternidad, y cosas te hacen ver la vida distinta. Por ende, la música también se realiza desde otra perspectiva, quiebres amorosos, fracasos varios y cosas muy buenas que dan los años al pasar.

 

 

-¿Cómo fue retomar el trabajo en estudio?

Siempre es rico trabajar en el estudio. Fue espectacular. Las condiciones no siempre van a ser las mismas, pero es muy grato estar grabando. Es otra experiencia distinta a tocar en vivo. A todos nos gusta más que tocar en los conciertos.

 

Una de las cosas bonitas es entrar el estudio y dejar plasmado tu proyecto. Son los detalles íntimos de la aspiración. Hay harto cariño en este trabajo. Fue una grabación en tiempo record, grabamos en tres días, 16 horas de trabajo, para salir con un disco de 11 canciones. Los chiquillos llegaron súper bien.

Las condiciones se dieron así. En vivo resulta todo más acotado.  


-¿Cuál es la fórmula para tener buena disposición al momento de grabar?

En el estudio debemos tener un equipo técnico, ingeniero y asistentes con disposición para trabajar. Para que salga algo bueno va en las responsabilidades del grupo, cada uno debe tener sus arreglos preparados. El hecho de tocar constante crea una química, así salen las cosas bien.

Es fundamental la confianza en el equipo. Todos deben tirar para adelante y confiar en el rol de cada uno en las partes que van a realizar.

 

¿Cómo fue la temática, las letras y composición del disco Sótano Beat?

Tener dos integrantes con el corazón en la mano y los otros dos con ganas de bailar. Parte de la base. Cuando nos separamos, quedaron hartos temas y maquetas en carpeta. Tomamos algunas de esas y las completamos. Hicimos canciones en sala de ensayo. Las temáticas son con harto ánimo, melodías de desamor, que tienen su ritmo, pero con estilo. Es bien visceral.

 

-¿Cómo ven su evolución musical?

Llegamos con más rock and rollque antes. Hay madurez en varias cosas, como en las letras, la forma de tocar, armar una melodía y la manera de enfrentarse a la música.

Somos una banda súper pop y le hemos aportado tintes de rock and roll.En el fondo agarramos harta fuerza. Se ve en puesta de escena y calidad vocal.

 

-¿Qué se viene del disco?

Se vienen alegrías, sufrimiento, pop, diferentes emociones, pero moviendo la patita. Es un disco que te da hartas ganas de bailar.

 

-¿Qué planean como banda?

Como dicen los Beatles, “llegar a la cima más alta”.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By admin
Load More In Reseñas de la escena chilena

Check Also

DESDE UN AVIÓN

Eduardo Parra recuerda para los lectores de Revista de ...

Categorías