Inauguración de la exposición ‘Hombre de Dolores’ en Cartagena, proyecto ganador de los Estímulos MinCultura

Foto: cortesía de la artista

 
Esta  versión de la convocatoria, parte de una alianza del Ministerio de Cultura y la Escuela Taller Cartagena de Indias (Etcar), otorgó dos premios de $30 millones cada uno con el objeto de fortalecer la circulación de las artes visuales en Colombia, a través de proyectos que refieran, narren, susciten y reflexionen sobre el quehacer caribeño, su historia e idiosincrasia, teniendo en cuenta el cuidado y la pertinencia histórica y patrimonial del espacio 
 
La exposición que se inaugura el sábado 18 de agosto, a las 5:30 p.m., en el Baluarte de Santa Catalina estará abierta hasta el 25 de septiembre y contará con performance en vivo los días 24, 25 y 31, a las 5:30 p.m.
 

Sobre el artista

Nacido en Mompox, Bolívar, Alfonso Suárez Ciodaro inició su trabajo artístico autodidacta desde muy niño en las riberas del río Magdalena. En 1982 comienza a exponer su trabajo de Arte del Cuerpo y en 1990 es docente en la asignatura de Técnicas de Performance en la Escuela de Bellas Artes de Cartagena (Bolívar). Ganador del primer premio del Salón Nacional de Artistas en 1994, como un pionero de una nueva expresión de arte en el país. Entre sus distinciones se encuentran varios galardones en el Salón Regional de Artistas Zona Norte, con sus obras ‘El Ribereño’ (1997), ‘100% Frágil’ (1995) y ‘Visitas y Apariciones’ (1993); y Primera mención honorífica en el X Salón de Arte Fotográfico Duchamp – Warhol en Medellín, y mención de honor en el XXX Salón Anual de Artistas Colombianos Museo Nacional de Bogotá.
 

Acerca de su obra ‘Hombre de Dolores’

Mediante el empleo de su propio cuerpo como lenguaje, el artista realiza un performance en donde pone el dolor del país y su propio dolor en escena, exhumando imágenes persistentes, tabúes, mitos, íconos de la cultura popular y de nuestra estructura ideológica. El inconsciente colectivo, el imaginario popular, las paradojas del tejido social, es el laboratorio de historias idílicas, épicas o trágicas. 
 
El artista se expone indefenso, soportando un peso sobre sus hombros, susceptible a toda flagelación, este es el hombre colonial pero también el contemporáneo: el dolor está presente en distintas formas en cada momento histórico. La puesta en escena es inspirada en los Nazarenos de la Semana Santa de Mompox, refleja todo el rictus religioso colonial de una celebración penitente. 
 
En ‘Hombre de Dolores’, el artista establece numerosos cruces que se convierten en ejes conceptuales de su trabajo: la imaginería popular, la religión, el folclore y el arte contemporáneo, en esta obra la hibridación no es sinónimo de fusión sin contradicciones, sino que da cuenta de las formas particulares de los conflictos que se generan en la interculturalidad (García Canclini).
 
La hibridación entendida así, hace visible algunos aspectos que resisten en los puntos de contacto o de intercambio cultural y de este modo el concepto caracteriza la coexistencia de lenguajes cultos y populares en su obra. (Bajtín)
 

Sobre las Fortificaciones de Cartagena de Indias

Las Fortificaciones de Cartagena de Indias son consideradas desde 1984 Patrimonio Mundial de la Humanidad. Por ello han venido siendo conservadas desde entonces por diversas instituciones para preservar su memoria histórica. Hoy en día, esta conservación está a cargo de la Escuela Taller Cartagena de Indias (Etcar), y es en ella que se vigilan las acciones que se deben tomar para garantizar su sostenibilidad, y a su vez que mantenga su equilibrio con respecto a los avatares propios de la naturaleza y en ocasiones por las “erosiones” causadas por quienes a diario las “habitan” o frecuentan.
 
Es conocido por todos que las Fortificaciones de Cartagena son “intocables”, en el sentido de la intervención física a las mismas, y que dicho argumento va en contravía con el recorrido que puedo tener a través de ellas. Es decir: pocas personas se sienten invitadas a interactuar con las murallas, pocos reconocen en las murallas un lugar vivo que todavía tiene muchas historias por contar. La relación que existe entre las murallas y el público, es parecida a la que se tiene con un archivo muerto: es distante y a veces fría.
http://www.mincultura.gov.co