Artista ecuatoriana, invitada a la Bienal Tridimensional de Río de Janeiro 2017

Quito, diciembre de 2017.- Katya Romero es una artista visual multidisciplinaria y gestora cultural independiente con larga trayectoria que participará con su obra ‘Desde las entrañas’ en la Bienal Internacional Tridimensional de Rio de Janeiro, que se desarrollará del 17 de diciembre al 17 de marzo de 2018.

La propuesta artística, que se expresa en serpientes, orugas gigantes, boas que se entrelazan y se retuercen, será construida in situ con la ayuda de material industrial en el Parque Botánico de Río de Janeiro. El prototipo de la obra está montando en el  parque infantil del barrio La Cruz de la parroquia de El Quinche, al nororiente de Quito,  sobre la base de malla y una estructura de hierro sin uso de sueldas.

“Creo que es una vitrina internacional para cualquier artista ecuatoriano. “Me sentí ajena y desconcertada en mipropia tierra y esto empezó a definir mi nueva obra”, dice Katya al referirse a su invitación para exhibir su creación a suelo brasileño.

La serie ‘Desde las entrañas’, que también  se puede apreciar en la página web http://katya-romero.com, da cuenta de las vivencias de Romero en una etapa consolidada y posterior a su regresado al Ecuador, tras veinte años de estadía en el exterior.

La artista, que se iniciara en las artes visuales en 1988, ha recibido premios y reconocimientos en Ecuador, Colombia y El Salvador.  Su obra ha sido presentada en decenas de exposiciones individuales y colectivas en Ecuador, Panamá, El Salvador, Guatemala, Estados Unidos, Canadá y Colombia. Además de constar sus trabajos en la Colección permanente del Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá; en el  Ateneo Juan César García de la Habana; en la Colección permanente de la Galería Bernheim de Panamá; en la Colección Nacional de pintura y escultura de San Salvador; en la Colección permanente de la Fundación Rozas Botrán de Guatemala; entre otras.

La investigación en técnicas y géneros ha acompañado tanto su trabajo escultórico como pictórico, donde lo orgánico es un elemento esencial que le ha conducido a un arte introspectivo relacionado con los ambientes geográficos, humanos y artísticos que ha vivido. El referente de la tierra se convirtió en una propuesta estética y usa materiales como madera, cerámica, hierro o piedra.

“El arte es una catarsis para mí y creo que muchas cosas que he tenido por dentro lo he aflorado a través de diferentes series mías”, comenta la artista, quien también ha sentido gran atracción hacia el campo de la fotografía digital, con un estilo propio para sugerir y evocar emociones y detalles cotidianos.

En ese campo trabaja series digitales como Con la certeza de ser y, posteriormente, Féminas, trabajada en Colombia, donde predominan colores fuertes para resaltar no solo la figura de la mujer sino para revelar la situación de mujeres en riesgo.

Para el caso de la escultura en madera y piedra se mantiene la monocromía. En Botellas y cuencos, los utensilios de uso cotidiano pasan a ser experimentos de colores y formas variadas en fondos blancos, cuya idea es una fundición con los elementos de la naturaleza. Y las piezas escultóricas en piedra, en esta etapa, se refieren a la búsqueda del vacío en el vacío.

https://www.flickr.com/photos/culturaypatrimonioec/albums/72157663211829958