Revista de Los Jaivas

A 30 años de su muerte, 30 curiosidades de Miguel Abuelo

Recordamos al músico, poeta y fundador de Los Abuelos de la nada, un hito del rock nacional lleno de curiosidades

Miguel Abuelo nació y murió en Munro. Hijo de Virginia Peralta, nunca conoció a su padre y sus primeros años los pasó en un orfanato. Desde chico se dedicaba a pasar las horas en la calle, con amigos más grandes que él. Dejó el colegio a los 13 años y a esa edad, irónicamente, comienzó a vincularse con la lectura. Recitaba de memoria a Hegel y a Nietzsche y descubrió su pasión por la música gracias a su hermana. Escapando del clima opresivo de la dictadura de Onganía, se fue a vivir a Europa. Vivió en España, Inglaterra, Holanda, Bélgica y Francia. Tuvo un hijo con una galesa al que llamó Gato Azul. En la década del ’80, regresó al país retomando su carrera musical: fundó nuevamente a Los Abuelos de la nada, y con ellos, obtuvo una popularidad masiva y conoció los excesos. Rebelde, de fuerte temperamento y con facilidad para las peleas de puños, quienes lo conocieron lo recuerdan como un ser inquieto, en constante búsqueda y movimiento; y sobre todo, un fundamentalista de la libertad: se dedicó a practicarla en todos los ámbitos de su vida durante 42 años.

Repasamos algunos hitos poco conocidos del artista y su legado invaluable en la historia del rock argentino:

  1. Desde su nacimiento hasta los 5 años vivió en un orfanato de monjas porque su madre contrajo tuberculosis y fue internada hasta su recuperación.
  2. Lo mandaban tanto a dirección por su mal comportamiento, que el director del colegio lo termina adoptando.
  3. Su primer debut artístico fue montar un circo en las calles de Munro: realizó trucos con un perro, masticó hojas de afeitar y el show terminó con un amigo escupiendo fuego y quemando las arpilleras que funcionaban como carpa.
  4. A los 9 trabaja como ayudante del lechero y repartía bidones; también vendió sandías junto a dos amigos en la calle, hasta que su madre lo obliga a volver al colegio.
  5. A los 10 años lo echaron de todas las escuelas del Estado porque le dio una paliza a una directora.
  6. A los 13 abandona el colegio y comienzó a trabajar en el correo; lo terminaron echando por abrir los telegramas y elegir cuáles eran los más importantes para entregar.
  7. Practicó boxeo hasta que en una pelea de verdad, sufrió tantas lastimaduras que no volvió nunca más.
  8. Durante un tiempo fue apodado “Equiaspere”, debido a la mala pronunciación del nombre Shakespeare. Su hermana -que en ese entonces tenía un proyecto teatral independiente- lo invitó a una de sus lecturas y cuando a Miguel le tocó leer un texto de Shakespeare, lo pronunció de esa manera.
  9. Su primer poema lo escribió a los 15 años y hablaba de Caín y Abel.
  10. Sin saberlo, mientras andaba como mochilero, viajó en auto por la ruta 2 con quien luego sería su amigo, Pipo Lernoud.
  11. Para Miguel, los Beatles eran una moda pasajera, hueca y sin sentido.
  12. Escapando del Servicio Militar Obligatorio, se fue a Brasil y viajó hasta el Amazonas con dos brasileros. Más tarde, declaró que fueron “los peores días de su vida”, porque sus compañeros enfermaron de malaria y él contrajo ladillas.
  13. Miguel creía en la libertad y en perder los prejuicios establecidos: es por eso que una noche decidió aceptar la propuesta de un amigo gay. Sin embargo, antes de sacarse la ropa, huyó de la escena.
  14. La mamá de Pipo le regaló el pasaje para que se fuera a Europa, tras enterarse de sus excesos. Allí abandonó la música por un tiempo.
  15. Vivió en casas abandonadas, conventillos, refugios naturales, en una mansión de la actriz Elisabeth Wiener y hasta en un castillo medieval francés.
  16. Su retorno a la música se dio en un restaurante vegetariano de Ibiza, el Double Duck.
  17. Se casó en una playa desierta con la futura madre de su hijo, Krisha. Vistió solo un pantalón ajustado y un saco blanco; ella usó una frazada de crochet envuelta como si fuera un vestido.
  18. En Francia trabajó recolectando uvas a cambio de un lugar donde dormir y confeccionaba cinturones. En su paso por Londres, consiguió un puesto en un restaurante de lujo.
  19. Tuvo un papel secundario en el musical español Hair, en Barcelona.
  20. Estuvo preso en una cárcel de Ibiza por ser un extranjero indocumentado.
  21. En la cárcel se hace amigo del cabecilla de una banda de ladrones al halagarle sus sandalias. Cuando se fugaron, Miguel encuentró las sandalias en su celda. Lo emocionó tanto que escribió un poema llamado “La fuga”.
  22. De España voló a Francia y lo rechazaron en el aeropuerto. Lo devolvieron a España y volvió a ir preso en Barcelona.
  23. Para pasar desapercibido en España, se peinaba con raya al medio, bigotes finos sobre el labio, usaba unos anteojos redondos con mucho aumento y un chaleco: el look le valió el apodo de “Calculín”.
  24. Mientras sus músicos se fueron de gira invitados por Charly García, encontró su rutina creativa inquebrantable: mañanas y mate para poder escribir.
  25. Consideraba que los hombres que muestran su lado femenino gozaban más.
  26. Acostumbraba a apodar a cualquier persona como “Mike”.
  27. Su bar favorito para tomar tragos era La esquina del sol, en Palermo Viejo.
  28. Iba todos los domingos a ver antigüedades a San Telmo.
  29. Una vez en Santa Clara del Mar, le pagó 100 dólares a un niño de la playa a cambio de caracoles.
  30. Sus compañeros lo definían -entre otras cosas-, como “un ariano cabeza dura”.

Ministerio de Cultura de Argentina