13 libros que cambiaron el mundo

Se celebra cada 23 de abril, en homenaje a la muerte de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. En esta selección arbitraria, te contamos los libros que cambiaron la historia de la humanidad

Cada 23 de abril se celebra el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, como “un día simbólico para la literatura mundial”, según lo describe las Naciones Unidas. La fecha se eligió a partir de la extendida versión de que ese mismo día, pero de 1616, fallecieron tres grandes de las letras universales: Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega.

Fue durante una conferencia general de la UNESCO, cuando reunido en París, en 1995, se decidió rendir homenaje a los libros y autores –además de sensibilizar y concientizar a las sociedades sobre su importancia en la formación intelectual y emocional–, con la idea de incentivar a todos a descubrir el placer de la lectura y a valorar los grandes progresos sociales que se realizaron a través de la cultura impresa.

A propósito del día, y por amor a los libros, nos propusimos armar una lista arbitraria que contenga las 13 obras literarias que cambiaron de alguna u otra manera la historia del mundo. ¿Los leyeron?

Diálogos (Platón). Se trata de distintos textos donde el filósofo griego, Platón, trae la voz de Sócrates, quien debate  con sus contemporáneos los grandes problemas metafísicos, morales y políticos. Platón vivió del 387 al 347 a. C, fue discípulo de Sócrates y maestro Aristóteles. Entre los tres, desde la antigua Grecia, cambiaron para siempre la filosofía occidental.

Biblia / Torá / Corán. Son nada menos que las Sagradas Escrituras que dieron forma a tres de las religiones monoteístas con más practicadas del mundo: cristianismo, judaísmo e islamismo.

Beowulf (Anónimo). Se considera el primer poema en un lenguaje europeo moderno que refleja un mundo feudal, recién cristiano, de héroes y monstruos, sangre y victoria. Se desconoce el autor y la fecha de composición, aunque se calcula que la fecha de publicación oscila entre el siglo VIII y XII d. C. Está escrito en inglés antiguo y cuenta con 3182 versos.

La divina comedia (Dante Alighieri). El gran poema del italiano Alighieri, donde el infierno, purgatorio y paraíso nunca habían sido representados con tanta maestría y lirismo. Dante resume un conocimiento acumulado de siglos, desde la antigüedad hasta el mundo medieval, con la Fe religiosa y las convicciones morales y filosóficas presentes en cada verso. Se calcula que fue publicada por primera vez en 1307.

Hamlet (William Shakespeare). Una de las obras más emblemáticas del teatro isabelino inglés. Se dice que con Hamlet, nació la consciencia del sujeto que luego, filósofos como Kant abordarán en sus obras. Fue publicado en algún momento entre 1599 y 1601.

El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha (Miguel de Cervantes). Comenzó como una burla a las obras de caballerías del momento y se convirtió en la obra cumbre de la literatura española. Fue publicada en 1605 y representa la primera novela moderna y la primera novela polifónica.

El discurso del método (René Descartes). “Pienso, luego existo” fue la famosa frase de René Descartes que le dio entidad a una nueva forma de saber y de conocer el mundo. Marcó un quiebre en el pensamiento occidental. Se publicó de forma anónima en Leiden, Holanda, en el año 1637 bajo el título: “Discurso del método para conducir bien la propia razón y buscar la verdad en las ciencias”.

Las críticas (Emmanuel Kant). La crítica de la razón pura; de la razón práctica, y del juicio son los tres pilares de la obra magna del alemán Inmanuel Kant. Allí reflexiona sobre las facultades de la razón, el entendimiento y la sensibilidad, entre otras grandes cuestiones. La critica de la razón pura, publicada por primera vez en 1781, trata de una indagación trascendental acerca de las condiciones epistémicas del conocer humano cuyo objetivo central es lograr una respuesta definitiva sobre si la metafísica puede ser considerada una ciencia.

El origen de las especies (Charles Darwin). Con este libro, el científico inglés Charles Darwin presentó su teoría de la evolución mediante la selección natural. Hoy sigue siendo la base del estudio de la naturaleza para la biología contemporánea. Fue publicado el 24 de noviembre de 1859 y es considerado una obra precursora de la literatura científica y el fundamento de la teoría de la biología evolutiva.

El capital (Karl Marx). Sin dudas, el texto más revolucionario e influyente. Allí, el alemán Marx desentrañó y explicó las bases del sistema capitalista y su lucha de clases, a través de un tratado de crítica de la economía política. Al mismo tiempo es considerado una obra de filosofía, un tratado de economía o político que describe las relaciones de dominación entre las clases sociaales: de un lado los proletarios y de otro los burgueses. Se publicó en 1867.

Así habló Zaratustra (FriedrichNietzsche). En esta obra, el pensador sintetiza lo esencial de su filosofía, destinada a la creación del superhombre. Algunos consideran este texto como la contrafigura de la Biblia y un manual para quienes buscan la Verdad, el Bien y el Mal. Contiene las principales ideas de Nietzsche expresadas poéticamente, y está compuesta por relatos, discursos, hechos y reflexiones de un profeta llamado Zaratustra (personaje inspirado en Zoroastro, fundador del mazdeísmo o zoroastrismo). Se imprimió en 1883.

La interpretación de los sueños (Sigmund Freud). Ninguna teoría como doctrina psicoanalítica ejerció tanta influencia como la del psicólogo austríaco Sigmund Freud, quien estableció un modo distinto de entender la realidad psíquica. El autor plantea que los sueños son una realización alucinatoria de deseos y por consecuencia, una vía privilegiada de acceso al inconsciente, mediante el empleo del método interpretativo fundado en la asociación libre de los símbolos más importantes del sueño. Fue publicado en noviembre de 1899 y revolucionó el siglo XX.

El segundo sexo (Simone de Beauvoir). Uno de los libros de cabecera sobre el Feminismo, donde resuena la famosa frase de la filósofa: “Mujer se hace, no se nace”. Su autora, Simone-Lucie-Ernestine-Marie Bertrand de Beauvoir, comenzó a escribirlo cuando reflexionó sobre lo que había significado para ella el ser mujer. Fue publicado en 1949.