México y Argentina ganadores del II Concurso de Composición para orquesta infantil y juvenil IBERORQUESTAS – IBERMÚSICAS

El mexicano Rodrigo Lomán y el argentino Guido Nazar, obtuvieron el primer lugar en las categorías sinfónica y sinfónica coral, respectivamente

El jurado del II Concurso de Composición para orquesta infantil y juvenil organizado por los programas de cooperación cultural iberoamericanos, IBERORQUESTAS JUVENILES e IBERMÚSICAS, ambos programas IBER, adscritos a la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), designó como ganadores de su reciente edición a los compositores Rodrigo Lomán de México, y a Guido Nazar de Argentina.

Este certamen, además de ser un estímulo para los compositores de la región, responde a una de las líneas estratégicas de ambos programas de cooperación iberoamericana -y que constituyen, dos de los 15 programas Iber a los cuales pertenece México-, que es: fomentar la creación de obras que incrementen el repertorio musical para las orquestas, coros, bandas y ensambles infantiles y juveniles de los países de la región.

Asimismo, participa en la consolidación del Espacio Cultural Iberoamericano (ECI), gestado a partir de sinergia entre ambos programas IBER, los cuales incentivan la creatividad musical entre los compositores del contexto iberoamericano, así como la participación e intercambio entre los países.

Esta II edición del Concurso de Composición para orquesta infantil y juvenil recibió un total de 89 obras de participantes procedentes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, España, México, Perú, Portugal, Uruguay y Venezuela (38 composiciones más que en la primera edición), los cuales compitieron en tres diferentes categorías: línea sinfónica, línea sinfónica coral y línea gran ensamble de vientos y percusiones, esta última fue declarada desierta por el jurado calificador.

Luego del proceso de evaluación, el jurado conformado por Ernesto Calderón de Guatemala, Patricio Aizaga de Ecuador y Aliocha Solovera Roje de Chile, designó ganadora a la obra Danza andina del compositor mexicano Rodrigo Lomán, bajo el seudónimo “Takipayay”, en la categoría de obra sinfónica.

Se trata de una obra multinivel que enaltece la raíz indígena que reverbera en la mayoría de los países de América Latina. Lomán es un compositor y guitarrista mexicano titulado con honores por la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana, en 2015 obtuvo el primer premio en el Concurso de Composición “Arturo Márquez” para orquesta de cámara que organiza el Instituto Nacional de Bellas Artes de México y el Centro Cultural Roberto Cantoral.

Por su parte, Guido Nazar, con el seudónimo “Gallimathias musicum” de nacionalidad argentina, triunfó en la categoría sinfónica coral con la composición titulada Canto al espíritu.

Esta obra combina las tesituras de las voces blancas con la instrumentación de una orquesta completa. Guido Nazar es un autodidacta ya que compone desde los 16 años de edad y hace arreglos orquestales y camarísticos.

Gabriel Lombardo de Argentina y Renato Goulart de Brasil obtuvieron mención honorífica en las líneas sinfónica y sinfónica coral, respectivamente, de este concurso.

Debido al nivel recibido en las obras de composición sinfónica, el jurado insistió en entregar una mención honorífica a: El Busca, del compositor argentino Gabriel Lombardo y As Estações, del compositor brasileño Renato Goulart.

Cabe señalar que los derechos intelectuales de las obras ganadoras pertenecen en su totalidad a los compositores, quienes autorizarán por escrito notarial a los programas IBERMÚSICAS e IBERORQUESTAS Juveniles con extensión a las orquestas, bandas, ensambles y coros infantiles y juveniles de los países adheridos a estos programas, el uso por tiempo indefinido de partituras generales, partes instrumentales y archivos digitales de las obras premiadas, para su ejecución, publicación y divulgación, tanto en medios físicos como en virtuales sin costo alguno.

El programa IBERORQUESTAS Juveniles es un proyecto multilateral de cooperación técnica y financiera que fomenta el desarrollo musical entre la niñez y la juventud en situaciones de riesgo social a través de los Sistemas y Fundaciones Nacionales de orquestas, coros, ensambles y bandas de los países. Entre sus objetivos está difundir entre el sector infantil y juvenil de la región, la educación musical y la práctica orquestal como una valiosa herramienta para el desarrollo artístico y humano, y ser un importante agente para la integración social de los sectores más desfavorecidos de la población.

El Programa de Fomento de las Músicas Iberoamericanas, IBERMÚSICAS, es un plan multilateral de cooperación que pretende fomentar la presencia y el conocimiento de la diversidad cultural iberoamericana en el ámbito de las artes musicales.