“Distinto amanecer” (1943)

A las 19 horas:

 

Alabado clásico de suspenso “Distinto amanecer” (1943) anima este lunes función del Ciclo de Cine Mexicano

 

Un asesinato por encargo provocará la reacción del amigo de la víctima (un líder sindical) y su lucha contra personajes corruptos y sórdidos en la premiada cinta “Distinto amanecer” que anima este lunes 8 de mayo la función del Ciclo de Cine Mexicano, a las 19 horas, en la Sala Mafalda Mora de la Casa del Arte Diego Rivera, con entrada liberada, organizado por la Corporación Cultural y la Embajada de México.

La producción cinematográfica mexicana es una de las más destacadas de América Latina.

A partir de 1898 aparecieron los primeros realizadores mexicanos y extranjeros, y el cine de ese país fue evolucionando desde las vistas iniciales, y alcanzó un nivel técnico y creativo considerable durante la todo el siglo XX hasta la actualidad.

 

RESEÑA

 

Un líder sindical es asesinado por órdenes del corrupto gobernador Vidal. Octavio, compañero del líder asesinado, busca unos documentos que comprometen al asesino. Perseguido por los secuaces Vidal, Octavio se encuentra con Julieta, una antigua compañera de la universidad de la cual estuvo enamorado. Julieta lo acompaña en la búsqueda de los documentos, mientras se debate entre el amor que siente hacia él y el compromiso que tiene con su familia.

“Distinto amanecer” es un ejemplo clásico del cine mexicano de la primera etapa de la época de oro. El filme posee una excelente factura técnica y destaca por su acertada combinación de excelentes actuaciones y una trama de actualidad ambientada espléndidamente en locaciones reales, algo inusual para el cine que se había hecho hasta ese momento.

Alabada por la crítica mexicana como una de las mejores películas de su tiempo, “Distinto amanecer” muestra a un cine mexicano alejado de los estereotipos rurales que se popularizaron a raíz del éxito de “Allá en el Rancho Grande” (1936).

La gran protagonista de esta cinta es la ciudad -la metrópolis en que se estaba convirtiendo la capital mexicana- con sus ambientes sórdidos y personajes corruptos. Si la Ciudad de México se estaba volviendo un sitio cosmopolita, el cine que se producía en ella reflejaba esta transformación.